El presidente de Paraguay, Federico Franco, fue abucheado hoy por un grupo de manifestantes durante el inicio de los festejos por el Aniversario 475 de Asunción, que coincide con el comienzo del último año del mandato presidencial de cinco años iniciado en 2008 por el destituido Fernando Lugo.

Franco acudió al acto de ofrenda floral ante el Panteón Nacional de los Héroes, en el centro de Asunción, que se vio interrumpido por los gritos de "golpista" y otras consignas proferidas por un grupo de alrededor de 40 personas.

Con ese acto se dio inicio a una serie de actividades a las que asistirá el gobernante en esta jornada de festivo nacional por el aniversario de fundación de la capital.

La agenda oficial incluye también la presencia del mandatario en una demostración ecuestre en la sede del Exseminario Metropolitano, así como actos ecuménicos y procesiones religiosas en el centro de Asunción.

Hace exactamente cuatro años, el 15 de agosto de 2008, Lugo asumió como presidente para un mandato de cinco años y Franco como vicepresidente.

Franco se hizo cargo de la Presidencia el 22 de junio pasado en sustitución de Lugo, que fue separado del cargo tras haber sido sometido a un juicio político en el Legislativo por mal desempeño en sus funciones.

Esa situación, considerada por el exobispo Lugo y sus allegados como un "golpe de Estado parlamentario", derivó en la suspensión de Paraguay ante el Mercado Común del Sur Mercosur y la Unión de Naciones Suramericanas, que consideran que en el país se produjo un "quiebre democrático".