Alrededor de 23.000 autos hechos en China están siendo retirados de la circulación en Australia luego de que las autoridades encontraron asbesto dentro del motor y el escape.

La Comisión de Competencia y Defensa del Consumidor de Australia dijo el miércoles que el importador de vehículos Ateco Automotive ordenó a las concesionarias que detuvieran la venta de los vehículos hechos por Great Wall Motor Co. y Chery Automobile. Asimismo, Ateco retiró los escapes que se vendían para repuesto.

Australia prohibió la importación de asbesto en 2004.

Ateco no respondió inmediatamente los mensajes en busca de declaraciones.