Los lienzos "Samba" de Emiliano di Cavalcanti y "A Floresta" de Alberto da Veiga Guignard quedaron destruidos en un incendio declarado ayer en el domicilio de un coleccionista de arte en Río de Janeiro, dijo hoy el propio afectado.

Según el coleccionista de arte rumano Jean Boghici, las otras piezas que poseía en su residencia como "Sol Poente" de Tarsila do Amaral y "Bichos" de Lygia Clark no sufrieron daños a causa de las llamas declaradas en su residencia, ubicada en el barrio de Copacabana.

"El sentimiento es de rabia y venganza. Me voy a vengar haciendo una bella exposición en el Museo de Arte de Río", dijo Boghici de 84 años, quien lamentó la muerte de uno de sus gatos en el incendio, en unas declaraciones recogidas por la prensa brasileña.

Efectivos de la Policía Civil efectuaron hoy una inspección en la residencia, pero el informe no saldrá hasta dentro de algunas semanas, informó a Efe una fuente de la institución, que no pudo precisar qué cuadros habían sufrido daños por las llamas.

Esta última fuente agregó que además de la policial se realizó otra inspección de carácter privado en la residencia del coleccionista.

En las tareas de extinción del incendio, que supuestamente de inició en un aparato de aire acondicionado, participaron varios camiones de los bomberos durante más de dos horas y el edificio tuvo que ser desalojado.

El subsecretario de la Defensa Civil, Márcio Motta, agregó que los dos pisos del apartamento incendiado permanecen acordonados y la instalación eléctrica está comprometida, pero no informó de daños estructurales en el edificio.

Expropietario de la galería Relevo, Boghici posee una importante colección de arte brasileño que incluye, además de las citadas obras, esculturas de Victor Brecheret.