Una hispana que estaba encerrada bajo llave en un apartamento de Nueva Jersey cuando la Policía ingresó a la vivienda en busca de drogas, dijo que su novio, acusado de retenerla durante años, es "un buen hombre" que nunca la maltrató.

Nancy Rodríguez Durán afirmó que el cargo de secuestro contra Michael Méndez, de 42 años, se basa en una mentira pues fue ella quien le pidió que la encerrará con llave en una alcoba.

En declaraciones a los periodistas antes de que Méndez compareciera el martes en una corte, Durán argumentó que su novio iba a salir la noche del jueves y que estaba preocupada de que la fueran a ver en camisón unos trabajadores de mantenimiento que irían al apartamento de ambos en la ciudad de Paterson, en el estado de Nueva Jersey.

Una unidad de la Policía estatal contra la violencia de las pandillas callejeras ingresó al apartamento ese día en busca de drogas, pero encontró a la mujer, de 44 años, encerrada en una alcoba.

Con base en entrevistas y evidencias, los investigadores creen que la mujer estuvo retenida en el dormitorio durante períodos largos en al menos los dos últimos años, aunque posiblemente ese lapso fue de hasta 10 años, dijo el vocero de la Policía estatal, el sargento Brian Polite.

Méndez, quien según la Policía forma parte de la pandilla Latin Kings, fue acusado de secuestro, privación ilegal de la libertad y otros cargos, entre ellos algunos relacionadas con las drogas que los agentes llegaron buscando a su apartamento en primer lugar.

El implicado se declaró inocente el martes, pero sigue detenido luego de fijársele una fianza de un millón de dólares.

La Policía estatal informó que en el apartamento encontró 4.200 "píldoras" que se venden con receta médica y que tienen un valor de 100.000 dólares, así como 190 gramos de marihuana que cuestan casi 2.000 dólares y unos 23.000 dólares en efectivo.