El grupo de alto nivel de la Unasur que sigue la situación política de Paraguay tras la destitución de Fernando Lugo de la Presidencia del país mantuvo hoy reserva sobre la reunión que sostuvo el lunes en Lima y tras la cual se esperaba una decisión sobre la readmisión de esa nación al bloque.

Pese a que ayer, tras la cancelación de una rueda de prensa sobre la cita, una fuente diplomática indicó que este martes se darían a conocer las conclusiones de ese grupo de trabajo de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), una fuente de la Cancillería peruana aseguró a Efe que hoy no se produjo ninguna actividad al respecto y que por el momento no se iba a brindar información.

La reunión de la comisión de alto nivel, que se extendió hasta avanzadas horas de la noche del lunes y en la que participaron el secretario general de la Unasur, el venezolano Alí Rodríguez, y el canciller peruano, Rafael Roncagliolo, se convocó para evaluar la posibilidad de reintegrar a Paraguay al bloque, tras ser suspendido en junio hasta que se convocaran nuevas elecciones presidenciales.

La comisión, que se reunió tras la convocatoria de Perú en su calidad de presidente pro témpore de Unasur, es presidida por el peruano Salomón Lerner, a quien acompañan el embajador brasileño Guillermo Patriota, el argentino Rodolfo Mattarollo, el chileno Arturo Fermandois, la ecuatoriana Lorena Escudero y el surinamés Glenn Alvares.

La semana pasada, Roncagliolo, que ha mostrado optimismo en que Paraguay retornará al organismo suramericano, manifestó que las delegaciones diplomáticas de diversos países estaban elaborando un reporte sobre la situación de Paraguay que se iba a presentar en la reunión de la comisión y tras la cual se iba a emitir un pronunciamiento.

La Unasur suspendió a Paraguay a finales de junio pasado al considerar que el proceso en el Parlamento que llevó a la destitución de Fernando Lugo de la Presidencia del país y tras el cual su vicepresidente, Federico Franco, asumió el poder, no tuvo garantías de defensa suficientes.

"Lo que todos queremos es que Paraguay se reincorpore (a Unasur) lo más pronto como sea posible, tan pronto se cumplan las mínimas condiciones democráticas", indicó el canciller.

Para el ministro peruano, lo ocurrido en Paraguay fue una "ruptura del orden democrático frente a la cual la región no puede permanecer impávida", por lo que indicó que los integrantes de Unasur tienen la voluntad "de acompañar el proceso de restauración democrática" de ese país.

Por su parte, Lerner indicó anteriormente que el objetivo del grupo que preside es que hayan garantías mínimas en las elecciones paraguayas, programadas para abril del próximo año.

Además remarcó que no era intención de la Unasur que Lugo retorne al poder, porque "es un tema interno de Paraguay", pero que era necesario realizar un seguimiento político puesto que existía "una ruptura de la democracia".

El Gobierno de Franco ha recibido muestras de rechazo por parte de varios países de la región que consideran que con la destitución de Lugo se atentó contra la democracia, por lo que Paraguay fue suspendido de la Unasur y del Mercosur mientras "no se restablezca allí el orden democrático".

Además de Paraguay, la Unasur está formada por Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.