Unos 120 soldados de la Guardia Republicana yemení rodearon hoy la sede del Ministerio de Defensa en Saná para pedir la mejora de sus condiciones de trabajo, una protesta que derivó en intensos enfrentamientos con otros militares del Ejército.

Según pudo constatar Efe, los soldados que participaron en la manifestación alrededor del Ministerio pedían una subida de sus sueldos y rechazaban nuevos cambios en la dirección de la Guardia Republicana.

Los choques estallaron cuando el Ejército intentó disolver la manifestación y los soldados manifestantes comenzaron a disparar en los alrededores del Ministerio, en la zona de Bab al Yemen de la capital, sin que hasta el momento se hayan registrado víctimas.

Las fuerzas del orden han cerrado mientras tanto las calles que conducen al lugar donde se encuentra la sede del Ministerio.

El pasado 6 de abril, el presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, remodeló parte de la cúpula castrense en un cambio que afectó a varios familiares del ex mandatario Ali Abdalá Saleh, que fueron destinados a otros cargos en el Ejército.

Esa decisión no afectó, sin embargo, al hijo del exmandatario Ahmed, que sigue siendo comandante de la Guardia Republicana, aunque últimamente se estaba analizando la posibilidad de nuevos cambios en la estructura de este cuerpo.

Tras más de un año de protestas antigubernamentales, Saleh puso punto final a su mandato de más de tres décadas el pasado 27 de febrero y traspasó el poder a su vicepresidente, Hadi, de acuerdo con un plan impulsado por el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), integrado por Arabia Saudí, Catar, Baréin, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos y Omán.