El presidente egipcio, Mohamed Mursi, nombró hoy nuevos jefes para las Fuerzas Aéreas y la Armada, después de pasar al retiro a los comandantes de esos cuerpos el pasado domingo, en una gran remodelación de la cúpula militar.

Según la agencia oficial Mena, Mursi designó al general Usama al Gundi jefe de la Armada, y a los generales Abdulmunaim Bayumi y Yunes al Masri nuevos comandantes de las Fuerzas de la Defensa Aérea y de las Fuerzas Aéreas, respectivamente.

Hace dos días, el gobernante egipcio ordenó la jubilación de los jefes de la Armada, Mohab Mimesh, y del Aire, Reda Hafez (Fuerzas Aéreas) y Abdelaziz Mohamed Seifeldin (Defensa Aérea), todos recompensados con altos cargos en el Gobierno y la administración civil.

Estos cambios se enmarcan en una remodelación de la cúpula castrense anunciada por sorpresa y que supuso también el paso al retiro del ministro de Defensa, Husein Tantaui, y del jefe del Estado Mayor, Sami Anan.

Los dos militares, que fueron nombrados asesores del nuevo presidente, eran los hombres fuertes del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, que dirigió el país tras la renuncia de Hosni Mubarak en febrero de 2011 y hasta la elección de Mursi en junio de este año.

Como estaba previsto, Mursi otorgó hoy a Tantaui la Orden del Nilo -la más alta condecoración de Egipto- y a Anan la medalla de la República, en reconocimiento a su labor a favor de la patria.