El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) anunció hoy que en los próximos tres años invertirá 3,3 millones de dólares en la protección ambiental de 1,85 millones de hectáreas de territorio costarricense.

El proyecto, que cuenta con el apoyo del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por su sigla en inglés) busca trabajar directamente con comunidades rurales para que, a 2015, al menos 800 familias generen ingresos a partir de prácticas de producción sostenibles.

El objetivo es "apoyar iniciativas locales de preservación de la biodiversidad, mitigación del cambio climático, así como la protección de aguas y tierras, que permitirán a las comunidades la generación de ingresos para mejorar sus condiciones de vida", señaló el PNUD en un comunicado oficial.

La representante del PNUD en Costa Rica, Luiza Carvalho, explicó que la inversión se realizará entre 2012 y 2015, y que para este año ya se han colocado recursos cercanos a un millón de dólares en proyectos locales.

Las autoridades del PNUD instaron a las organizaciones comunales para que presenten sus proyectos y se beneficien con recursos.

Algunos de los proyectos que han recibido apoyo del PNUD hasta ahora son un modelo de finca tradicional cultural, para la producción agropecuaria y recuperación del conocimiento tradicional indígena, en manos de la Asociación Comisión Mujeres Indígenas de Talamanca, en el Caribe sur.

Además, se han dado recursos a la Cámara Nacional de Turismo Rural Comunitario para fortalecer las capacidades de las comunidades que impulsan actividades turísticas con un enfoque de conservación de los recursos naturales.

"La participación de la sociedad civil es fundamental para la preservación de las áreas protegidas del país. Creemos que los grupos y las personas de las comunidades locales poseen el conocimiento y la habilidad para lograr beneficios ambientales y promovemos un desarrollo que garantice el acceso equitativo de los beneficios a las mujeres y hombres de las comunidades", puntualizó Carvalho.