Los beneficios netos del Banco do Brasil alcanzaron los 5.510 millones de reales (unos 2.722 millones de dólares) en el primer semestre del año, cerca de un 12 por ciento menos que los 6.300 millones de reales (3.112 millones de dólares) del mismo periodo del año pasado, anunció hoy la compañía.

En un comunicado, la entidad precisó que el resultado semestral corresponde a un retorno en términos anualizados sobre el patrimonio neto medio del 19,3 por ciento.

En el segundo trimestre del año, el banco registró ganancias por valor de 3.008 millones de reales (unos 1.486 millones de dólares), dato que implica un descenso del 9,7 por ciento frente al mismo periodo de 2011 y un incremento del 20 por ciento si se compara con el trimestre precedente.

El patrimonio neto del Banco do Brasil se situó en los 62.308 millones de reales (unos 30.784 millones de dólares) en junio de este año, cifra que implica un alza del 14,1 por ciento respecto al dato de junio del año pasado.

Los activos de la entidad bancaria al final del primer semestre de 2012 subieron un 16,3 frente a junio de 2011.

La tasa de impago registró una ligera caída al pasar del 2,2 por ciento en el primer trimestre de este año, al 2,1 por ciento a fines de junio.