El gobierno de Francia dijo que su economía no creció nada en el segundo trimestre, en medio de la preocupación de que la segunda economía de Europa podría estar al borde de una nueva recesión.

La agencia de estadísticias Insee reportó el martes cálculos preliminares que coincidió con su previo pronóstico de cero de crecimiento de su Producto Interno Bruto en el trimestre. Se trata del tercer trimestre consecutivo sin crecimiento.

El banco central y los analistas habían pronosticado una contracción del 0,1% para el trimestre.

Francia ha evitado una nueva recesión aún cuando otras economías había sucumbido en medio de la crisis de deuda en el continente.