El opositor cubano Ángel Moya, exprisionero de conciencia del "Grupo de los 75", se encuentra detenido en Cuba desde el domingo sin que las autoridades hayan informado aún a su familia de su paradero, dijo hoy a Efe su esposa, Berta Soler.

Soler, portavoz del grupo disidente "Damas de Blanco", indicó que Moya fue detenido por agentes de la seguridad del estado junto a otros opositores el domingo en la localidad de "Pedro Betancourt", donde vive su familia en la provincia de Matanzas.

"Yo lo doy como desaparecido porque ningún representante de la policía o de la seguridad del Estado nos ha informado a la hermana o a mi de su paradero", afirmó Soler.

La esposa de Moya supone que el disidente se encuentra en una dependencia policial a la que ha sido llevado en otras ocasiones en Matanzas (unos 100 kilómetros al este de La Habana).

Según indicó, la detención tuvo lugar cuando su esposo y otros disidentes acudieron a presenciar un registro policial en la vivienda de un miembro del grupo "Libertad Democrática por Cuba", del que Moya es el líder.

Soler relató que los disidentes se encontraban frente a la vivienda junto a otro grupo de vecinos cuando la seguridad del estado "los golpeó, los introdujo en carros y los llevó a la unidad policial".

Añadió que, excepto Moya, el resto de los detenidos ya fue puesto en libertad.

Ángel Moya fue condenado a 20 años de prisión durante la ola represiva que llevó a la cárcel a 75 disidentes en la llamada "Primavera Negra" de 2003, y resultó excarcelado en 2011 con una "licencia extrapenal" como parte del proceso de excarcelaciones que contó con la mediación de la Iglesia Católica cubana y el Gobierno español.

Tras salir de la cárcel el año pasado, el disidente de 47 años ha sido detenido en otras ocasiones por breves períodos de tiempo.