El seleccionador español, Vicente del Bosque, dijo hoy que no se fía del equipo nacional de Puerto Rico tras los resultados cosechados contra Costa Rica y Venezuela en los últimos meses, durante la conferencia de prensa previa al choque amistoso de mañana contra los caribeños.

"Cualquier equipo organizado puede hacernos sufrir, ya pasó con Costa Rica y Venezuela, y por qué no va a pasar con Puerto Rico", dijo Del Bosque momentos antes del entrenamiento en el Estadio Juan Ramon Loubriel de Bayamón, en el área metropolitana de San Juan.

"Tenemos datos de Puerto Rico y sabemos que algunos de sus futbolistas han jugado en Estados Unidos", indico el técnico español, que aseguró que el choque de mañana será un estímulo para su equipo de cara a futuros compromisos oficiales.

El seleccionador dejó claro que a pesar de que Puerto Rico ocupa un modesto puesto 138 en la clasificación de la FIFA, España ha venido al territorio caribeño a tomarse en serio el compromiso.

"Creo que el ser campeones del mundo nos hace tener mayor compromiso por donde vamos", dijo Del Bosque, para quien España tiene, tras sus títulos conquistados, todavía más exigencia por hacer bien las cosas.

En cuanto al encuentro de mañana, adelantó que ya tiene perfilado el equipo y que hará los seis cambios que permite el reglamento.

"El partido servirá para regenerar estímulos", sostuvo Del Bosque, para quien el partido será además una buena oportunidad para preparar los compromisos de los próximos meses de cara a la clasificación del Mundial de Brasil.

Destacó que este equipo tiene futuro y que no espera grandes cambios de cara a Brasil 2014, a excepción de algún pequeño retoque que no precisó.

"Tenemos jugadores para el futuro", aseguró, después de señalar que por edad la mayoría del equipo tiene años por delante.

En cuanto a la imprevista eliminación de la Selección Sub'21 en las Olimpiadas de Londres, destacó que fue una situación no esperada, sobre todo por tratarse de un grupo que venía de ser campeón de Europa hace poco tiempo.

Del Bosque también se refirió a la situación por la que atraviesa el jugador del Athletic de Bilbao Fernando Llorente y deseó un pronto acuerdo que beneficie tanto al club como al delantero navarro.

El partido de mañana se jugará a las 21.30 GMT en el Estadio Juan Ramón Loubriel, y será arbitrado por el puertorriqueño Javier Santos.