El Gobierno de Chile calificó hoy como "politización de la defensa nacional" las críticas de la oposición a las modificaciones al documento de la "Estrategia sobre Seguridad y Defensa" dadas a conocer por el Ejecutivo.

"Jamás en la historia de Chile un tema de Defensa o de Relaciones Exteriores se ha utilizado para intentar dañar la imagen de un Gobierno o para efectuar ataques políticos", enfatizó el ministro de Defensa, Andrés Allamand, ante una comisión especializada del Senado.

Allamand debió concurrir al Congreso para dar explicaciones de las modificaciones del primer documento entregado a fines de junio, que días después el Ejecutivo denominó como un "borrador", por uno nuevo que hace tres días entregó el presidente Sebastián Piñera.

Según el titular de Defensa, al momento de presentarse el texto (a fines de junio) "se hizo presente que íbamos a realizar una consulta al Senado, a la Cámara de Diputados y a los distintos ámbitos académicos respecto del documento".

"Al momento de presentarse se distribuyó a los medios y a gobiernos de países amigos que lo solicitaron. Posteriormente el presidente resolvió, en uso de sus facultades, introducir algunas modificaciones, fortalecer algunos de sus conceptos y en esta etapa de debate se ha enviado el documento al Senado y vamos a iniciar ahora el debate público", recalcó.

El ministro argumentó que antes los documentos de seguridad y defensa se manejaban herméticamente en forma secreta "(pero) aquí hemos actuado con total transparencia, desde el primer minuto este ha sido uno de los sellos de mi gestión", enfatizó.

El Gobierno de Chile dio a conocer el pasado 28 de junio la Estrategia con el objetivo de hacer frente a nuevas amenazas, como el narcotráfico, la piratería, el crimen organizado y los ataques cibernéticos.

El documento, en el que el Ministerio de Defensa ha trabajado desde el año pasado, es similar a otros existentes en Estados Unidos, Canadá, Australia y, en Latinoamérica, solamente Brasil, según fuentes de Defensa.

Respecto a las opiniones del expresidente Ricardo Lagos, quien consideró hoy poco prolijo lo ocurrido, pidiendo mayor reserva sobre estos temas, el titular de Defensa hizo una separación entre las declaraciones de Lagos y otros dirigentes opositores.

"Él es un hombre de Estado, yo respeto sus puntos de vista y los separo de algunas declaraciones de dirigentes de la Concertación (opositora) que han utilizado este episodio evidentemente para intentar dañar al Gobierno", en alusión a una posible interpelación en su contra por los diputados de oposición.

En una declaración, Lagos precisó que "lo que he reclamado ahora es sobre la forma como se ha tratado el tema de la Estrategia Nacional de Seguridad y Defensa y no el fondo, pues mis observaciones las he hecho privadamente".

Lagos recordó que el texto que se presentó en junio fue "algo prácticamente definitivo", reunión a la que asistieron los altos poderes del Estado y los Altos Mandos de la Defensa Nacional, con discursos del presidente de la República y del ministro de Defensa.

"Simultáneamente con ello, en ninguna parte se planteó que era un borrador. Sólo se señaló que iba en consulta al Senado de la República", recalcó.

"Lo sorprendente es que este "borrador" es que se despachó simultáneamente a UNASUR. Me parece impropio. Lo lógico es entender que el presidente evaluará las observaciones del Senado para luego dictar el decreto respectivo. Esto es, lo que se debe comunicar a los pares del continente y a la opinión pública internacional", sentenció Lagos.

Por su parte, Allamand respondió que "no hay ningún inconveniente que el documento haya sido distribuido" y añadió que en el gobierno del presidente Piñera se estableció que íbamos a dejar atrás la etapa de hermetismo y secretismo en materia de seguridad y defensa".

"Espero que con estas clarificaciones y explicaciones, el debate se encauce adecuadamente. Chile está dando un paso que muy pocos países se han atrevido a dar, dejar que los temas de Defensa y Seguridad se tramiten en una pieza oscura, entre cuatro paredes, sin que exista participación ciudadana", concluyó.