El vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, desató hoy una nueva batalla dialéctica al afirmar que las políticas del aspirante republicano a la Presidencia Mitt Romney "pondrán cadenas en los pies" de los estadounidenses, algo que la campaña rival consideró "inaceptable".

En un discurso de campaña en un instituto de investigación en Danville (Virginia), el "número dos" del presidente estadounidense y aspirante demócrata a la reelección, Barack Obama, arremetió contra las políticas económicas previstas por el virtual candidato republicano en caso de llegar a la Casa Blanca en los comicios del próximo 6 de noviembre.

"Romney ha dicho que, en sus primeros cien días, permitirá que los grandes bancos escriban de nuevo sus propias reglas y desencadenará a Wall Street. Les van a poner a todos ustedes cadenas en los pies de nuevo", dijo Biden.

Miembros de la campaña de Romney y analistas se apresuraron a destacar que gran parte del público que escuchaba al vicepresidente era afroamericano y sugirieron que sus palabras eran una referencia a la esclavitud.

"Los comentarios que ha hecho el vicepresidente de Estados Unidos son inaceptables en nuestro discurso político y demuestran una vez más que la campaña de Obama es capaz de hacer y decir lo que sea para ganar estas elecciones", dijo en un comunicado el portavoz de Romney, Andrea Saul.

"El presidente Obama debería decir al pueblo estadounidense si está de acuerdo con los comentarios de Joe Biden", añadió.

La segunda portavoz de la campaña de Obama, Stephanie Cutter, calificó esa reacción de "hipócrita" en otro comunicado.

"Durante meses, el portavoz (de la Cámara baja de EE.UU., John) Boehner, el congresista (y aspirante a la vicepresidencia con Romney, Paul) Ryan y otros republicanos han pedido 'desencadenar' al sector privado de regulaciones que protegen a los estadounidenses de negocios arriesgados", señaló Cutter.

"Desde entonces, el vicepresidente ha usado a menudo una metáfora similar para describir la necesidad de 'desencadenar' a la clase media. Los comentarios de hoy fueron un derivado de esas declaraciones", agregó.

Romney continuó hoy con su campaña en Ohio, uno de los estados clave para los comicios de noviembre y desde donde acusó a Obama de lanzar una guerra contra el carbón, mientras que el presidente estadounidense, desde Iowa, aseguró que su rival no apoya la energía eólica.