El tribunal Kievski de Járkov, ciudad del noreste de Ucrania, aplazó hoy hasta el 11 de septiembre la vista del segundo juicio contra Yulia Timoshenko, la encarcelada ex primera ministra, que esta vez afronta cargos por malversación y evasión de impuestos, informaron fuentes judiciales.

La víspera, Timoshenko, líder de la oposición, comunicó al tribunal que por motivos de salud no comparecería en el juicio, que ya ha sido pospuesto en seis ocasiones por la misma razón.

A finales de julio los médicos alemanes que la examinaron recomendaron que Timoshenko permaneciera en reposo durante, al menos, ocho semanas para completar el tratamiento de su hernia.

En este segundo proceso judicial, Timoshenko es acusada de endosar presuntamente al Estado una deuda contraída por la corporación Sistemas Energéticos Unidos de Ucrania (SEUU) con el Ministerio ruso de Defensa por valor de 405,5 millones de dólares.

Según la acusación, Timoshenko desvió fondos públicos en connivencia con el entonces primer ministro de Ucrania, Pável Lazarenko, entre 1997-98, a lo que se suma la evasión de impuestos.

Timoshenko, condenada en octubre pasado a siete años de cárcel por abuso de poder, podría ser sentenciada a hasta doce años de cárcel.

El segundo juicio contra Timoshenko podría no ser el último en la ofensiva legal emprendida por las autoridades ucranianas contra ella, ya que la Fiscalía adelantó que en septiembre acusará formalmente a la opositora de complicidad en asesinato.

El número dos de la Fiscalía, Renat Kuzmín, aseguró a la prensa rusa que tiene pruebas de que Timoshenko está involucrada en el asesinato del empresario Yevgueni Sherbán, perpetrado en 1996.