Líderes indígenas nasa alistaron un vasto paquete de demandas para una reunión prevista el miércoles con el presidente Juan Manuel Santos y entre las que destacan autorizar diálogos regionales de paz y la desmilitarización de lo que consideran sus territorios sagrados.

La cita se realizará, según la agenda oficial del presidente, a las 15:30 (2030GMT) en el resguardo La María, en la localidad de Piendamó, en el norte de Cauca, a unos 345 kilómetros al suroeste de Bogotá

En ese resguardo se han congregado desde la semana pasada al menos 12.000 indígenas, dijo telefónicamente James Yatacué, presidente de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca.

La reunión de la jornada se produce luego de que el domingo los líderes nasa se levantaran de una mesa de negociaciones, establecida con delegados del gobierno el 23 de julio, alegando que los ministros asistentes carecían de autoridad para decidir temas como el de la presencia de la fuerza pública en los territorios del norte del departamento de Cauca, donde habitan al menos 115.000 nasa.

Santos, que a través de sus delegados rehusó en varias ocasiones la cita, accedió la víspera a reunirse con los indígenas en busca de cesar los reclamos, que se reavivaron a mediados de julio tras una serie de ataques de las guerrillas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia a poblados del norte de Cauca, una zona del suroeste colombiano clave porque da acceso tanto a la costa del Pacífico como a regiones del centro del país.

Lo primero "que le pediremos al presidente (es) que comience el proceso de paz en los territorio indígenas, especialmente en el Cauca, y la salida política del conflicto armado...el segundo elemento (a solicitar es) los territorios autónomos y el tercer elemento (es) todo el desarrollo de los derechos económicos, sociales y culturales", dijo Yatacué.

También pedirán que la fuerza pública se retire de sus puestos permanentes en los poblados, dijo Yatacué. Los nasa han hecho igual demanda a las guerrillas en cartas públicas. Los rebeldes han replicado que si el ejército y la policía nacional salen de la región, ellos también lo harían.

"Esperamos con la reunión de hoy con el presidente Santos resultados puntuales", aseguró.

Santos y sus ministros han dicho en reiteradas ocasiones que la fuerza pública no saldrá de ninguna porción del territorio.

El mandatario también ha insistido que sólo él maneja el tema de los diálogos con la insurgencia y que sólo cuando este convencido de la voluntad de paz de las FARC, de que dejarán las armas y cesarán sus acciones armadas, consideraría establecer una negociación.

Ante las posturas diametralmente opuestas de los dos lados no ha quedado claro cómo podría darse solución a la demanda nasa o si los indígenas cederían en su postura tanto en el tema de la paz como de la presencia de la fuerza pública.