El técnico Joachim Loew analizará el amistoso del miércoles frente a Argentina para evaluar las fortalezas de Alemania antes de iniciar su campaña por las eliminatorias al Mundial de 2014.

Jugadores internacionales como Manuel Neuer, Bastian Schweinsteiger, Mario Gómez y el capitán Philipp Lahm, todos del Bayern Munich, no estarán presentes en el partido en Francfort, ni Lukas Podolski y Per Mertesacker, ambos del Arsenal, lo que le da a Loew una oportunidad inusual de experimentar contra un rival que llega con sus titulares principales, incluido el astro Lionel Messi, ganador del Balón de Oro.

Loew ha mencionado su intención de hacer "muchos reemplazos para ver a muchos jugadores" ante un "equipo de clase".

"Es una buena forma de medirnos para las próximas eliminatorias en septiembre y octubre", dijo el técnico de 52 años.

Mientras tanto, la albiceleste espera vengar su peor derrota ante Alemania la última vez que ambos se vieron las caras, una goleada de 4-0 en el Mundial de 2010.

Mesut Oezil y Sami Khedira fueron fundamentales en ese triunfo en cuartos de final. Sus desempeños con la selección germana les granjearon transferencias lucrativas al Real Madrid, y se espera que encabecen a Alemania ante la ausencia de muchos titulares.

Quienquiera que entre en la defensa alemana tendrá que enfrentar la brillantez ofensiva de Messi, del Barcelona.

El técnico Alejandro Sabella, de 57 años, tiene el envidiable problema de decidir quién será el mejor compañero de su capitán en la delantera: Sergio Agüero del Manchester City o Gonzalo Higuaín del Real Madrid.

"Siempre es algo especial jugar ante los mejores del mundo, y definitivamente Messi está entre ellos", dijo Khedira. "Pero (Angel) di María e Higuaín (compañeros en el Madrid) también están en ese grupo".

El único otro dilema importante de Sabella es decidir si mete como titular a Marcos Rojo del Sporting de Lisboa o a Clemente Rodríguez del Boca Juniors en la zaga izquierda.

Convocó por primera vez al defensor Fabricio Coloccini del Newcastle United. El técnico reconoce que necesita pensar más cómo estructurará su defensa.

"Sin duda, estamos mucho mejor equipados en el ataque que en la defensa", declaró Sabella a la revista alemana Kicker. "Cuando digo eso no pretendo ofender a nadie en el equipo, pero ese es el caso ahora".

Alemania lleva casi 56 años invicta en Francfort, ciudad donde no pierde desde que cayó 3-1 ante Suiza en noviembre de ese año.

Pero Argentina llega motivada por su triunfo de 4-3 sobre Brasil en un amistoso y por la goleada de 4-0 que le recetó a Ecuador en una eliminatoria mundialista, y espera mantener ese impulso antes de los partidos frente a Paraguay y Perú en septiembre, también por su boleto al Mundial.

Alemania inicia su campaña de clasificación a la Copa del Mundo cuando reciba a las Islas Feroe el 7 de septiembre. Cuatro días después visitará a Austria, y en octubre enfrentará a Irlanda y a Suecia. Kazajstán también está en el Grupo C.

___

La periodista de The Associated Press Debora Rey en Buenos Aires contribuyó con este despacho.