Los precios de las acciones en la Bolsa de Valores de Nueva York cerraron el lunes a la baja ante la evidencia más reciente de que la desaceleración global también arrastra a la economía asiática.

La pérdidas acabaron con la racha ganadora más larga que tuvo el índice Standard & Poor's 500 desde diciembre de 2010. El indicador había sumado seis días seguidos con ganancias.

El promedio industrial Dow Jones bajó 38,52 puntos, 0,3%, y cerró en 13.169,43. El Standard & Poor's 500 retrocedió 1,76 unidades, 0,1%, y se ubicó en 1.404,11. El índice compuesto Nasdaq ganó 1,66 puntos, 0,1%, y terminó en 3.022,52.

El rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años fue de 1,66%, sin cambios respecto del viernes.

Japón dijo el lunes que su economía creció en el segundo trimestre a una tasa anual de 1,4%, un ritmo más lento que lo pronosticado por diversos analistas.

La semana pasada, China difundió cifras deprimidas sobre las ventas al menudeo y las exportaciones en julio. Los analistas esperaban que Beijing implementara medidas de estímulo el fin de semana, sin embargo esto no sucedió.

La mayor lentitud del crecimiento en Asia preocupa a los inversionistas, porque la resistencia económica de la región había contribuido a compensar la debilidad en Estados Unidos y Europa.

"Lo que pasa es que la ley de la gravedad ha comenzado a sentirse", dijo Doug Cote, estratega de ING Investment Management. Japón es volátil porque todavía se está recuperando del tsunami y terremoto del año pasado y la economía china se está desacelerando rápidamente, indicó.

Sin embargo, las acciones, bonos y otras inversiones han ganado en lo que va del año, señaló Cote. Agregó que los mercados han estado "cotizando con base en el Apocalipsis, cuando claramente las cosas están mejor que eso". El analista prevé que las bolsas financieras reanudarán su tendencia al alza cuando se disipen los temores por la economía mundial.

La mayoría de las acciones en Asia y Europa cerraron con descensos.

El índice Nikkei 225 de Japón bajó marginalmente, el Hang Seng de Hong Kong cayó 0,3%, el Kospi sucoreano perdió 0,7% y, en Australia, el S&P/ASX 200 ganó 0,1%.

En Europa, el británico FTSE 100 bajó 0,3%, el francés CAC-40 retrocedió 0,3% y el alemán DAX cedió 0,50%.

Alrededor de dos acciones retrocedieron por cada una que logró avance en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen de transacciones fue ligero, con 2.500 millones de títulos.

Las acciones de Google subieron 2,8% después de anunciar que eliminaría 20% de su personal en Motorola Mobility, la fabricante de teléfonos celulares que adquirió en mayo.

El euro subió a 1,2336 euros por dólar desde 1,2294 euros por dólar de la jornada previa.

El precio del petróleo de referencia bajó 14 centavos y cerró en 92,73 dólares por barril en la Bolsa de Nueva York. En Londres el crudo Brent subió 65 centavos y terminó en 113,60 dólares por barril.

Se cree que las autoridades monetarias en Estados Unidos y China están evaluando planes para impulsar el crecimiento. Hasta ahora los bancos centrales han dudado involucrarse con una economía que posiblemente esté al borde de recuperarse. Sin embargo tienen dudas del efecto de una recuperación lenta tan dolorosa.

___

Daniel Wagner está en Twitter como www.twitter.com/wagnerreports