El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, felicitó hoy al equipo de la NASA responsable del robot explorador Curiosity que aterrizó con éxito hace una semana en Marte y bromeó con su director al que pidió que si contactan con marcianos le avisen "inmediatamente".

En una llamada telefónica al Centro de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena (California) Obama destacó el duro trabajo realizado durante años por ingenieros, científicos y todo el equipo de la NASA para que Curiosity, que explorará durante dos años el Planeta Rojo, se haya convertido en realidad.

"No podemos estar más emocionados con lo que han estado haciendo" dijo el presidente que aseguró que "con su logro han personificado el espíritu estadounidense y con su pasión y su compromiso marcarán la diferencia".

El mandatario agradeció al equipo, reunido en el centro de control, el haber hecho posible esta misión que consideró un símbolo del compromiso de EE.UU. con el progreso y la innovación en el espacio y antes de concluir hizo una petición: "Si contactan con marcianos, por favor, avísenme inmediatamente", dijo riendo.

Entre las risas de los ingenieros, Obama, sumido en plena campaña electoral para las presidenciales de noviembre, aseguró que tiene mucho trabajo "pero les puedo asegurar que eso sería el número uno en mi lista, incluso si es microscópico sería muy emocionante".

Obama agradeció a España y al resto de socios internacionales (Rusia, Francia, Alemania, Italia, Canadá y Japón) su contribución para dotar a Curiosity con los instrumentos tecnológicos más avanzados para que pueda llevar a cabo su misión.

España aporta a esta misión la estación medioambiental (REMS) que medirá, entre otros, la temperatura del suelo, aire, presión, humedad y radicación ultravioleta, y una antena que facilitará el envío de datos y pondrá directamente en contacto el "rover" con la Tierra.

Curiosity aterrizó la madrugada del pasado lunes en el cráter Gale, desde donde ha comenzado a enviar fotografías en blanco y negro y color de la superficie marciana, y durante dos años recogerá pruebas para tratar de detectar si alguna vez hubo vida en Marte o se dan las condiciones para que exista.

Obama destacó que la complicada maniobra de aterrizaje capturó la atención y la imaginación de millones de personas "no sólo de nuestro país sino de todo el mundo". "Es admirable lo que han hecho".

El mandatario que destacó que los descubrimientos que haga Curiosity, darán la pauta para nuevas investigaciones y futuros viajes al Planeta Rojo. "El otro día alguien me preguntó si habían encontrado marcianos y les dije que todavía tenían que darles algo de tiempo", bromeó.

Obama también hizo referencia al peinado de uno de los directores de vuelo de la misión, Bobak Ferdowsi, que se ha hecho popular en los últimos días por el peinado con cresta que lució durante el aterrizaje de Curiosity, que no escapó al objetivo de las cámaras.

"Yo también había pensado en el pasado en hacerme una cresta pero mi equipo me lo ha desaconsejado", dijo el presidente arrancando de nuevo otra carcajada al equipo. Desde luego, como dijo el presidente, los científicos de la NASA son ahora "mucho más modernos de lo que solían ser".

El director del JPL, Charles Elachi agradeció la llamada del mandatario y deseó que el aterrizaje de Curiosity haya inspirado a millones de niños y gente joven a seguir los pasos de la ciencia.