El presidente de Chile, Sebastián Piñera, aseguró hoy que "la droga es muerte, dolor, sufrimiento", en respuesta a la presentación de un proyecto de dos senadores de la oposición que plantea la legalización del cultivo de la marihuana.

"No nos equivoquemos, no nos confundamos. La droga es muerte, la droga nos roba la libertad de poder actuar como seres humanos, en forma libre y responsable", recalcó el mandatario tras firmar un articulado que implementa un plan de prevención de consumo de drogas y alcohol en todas las escuelas del país.

La semana pasada, los senadores Fulvio Rossi y Ricardo Lagos Weber presentaron un proyecto que plantea la legalización del cultivo de marihuana para consumo personal y con fines terapéuticos, además de despenalizar el porte de pequeñas cantidades del alucinógeno para uso individual.

En esta línea, Piñera afirmó hoy que en los momentos en que algunos proponen o promueven la legalización de la droga "quiero decir que el Gobierno tiene el firme compromiso de combatir el consumo de droga en toda la población".

El presidente explicó que el nuevo proyecto establece la obligación para todas las escuelas de Chile de tener un programa de prevención contra el consumo de drogas y alcohol, en todos los niveles del sistema escolar, desde la educación preescolar y hasta la educación media.

Acompañado del ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, y de otras autoridades, el mandatario sostuvo que la droga "atenta contra los consumidores, muchas veces niños y jóvenes, les roba su libertad y su felicidad, les quita sus posibilidades de desarrollarse en plenitud y termina siendo un factor de esclavitud".

Indicó que en el campo de la rehabilitación, su Gobierno que termina en marzo del 2014, va a triplicar el número de cupos para la rehabilitación, desde 13.500 a más de 45.000.

"De esta manera, vamos a poder ofrecer una oportunidad de rehabilitación a la mitad de los consumidores que hoy día tienen adicción a la droga", añadió.