El Gobierno de Paraguay ratificó hoy la autonomía del Senado para deliberar sobre el pedido de ingreso de Venezuela al Mercosur, procedimiento que fue oficializado por los demás miembros del bloque en julio pasado.

El canciller paraguayo, José Félix Fernández Estigarribia, ratificó esa postura gubernamental en una rueda de prensa ofrecida luego de comparecer ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

El jefe diplomático concurrió ante esa comisión para dar detalles sobre la situación actual de Paraguay, que permanece suspendido en instancias del Mercosur y la Unasur.

"El Congreso Nacional es soberano en esta materia y el Poder Ejecutivo va a acatar la resolución cualquiera sea -su aprobación, su rechazo o su postergación-", expresó el canciller.

Fernández Estigarribia visitó la sede del Legislativo cinco días después de que el Senado decidiera aplazar y enviar a sus comisiones asesoras el pedido de ingreso de Venezuela al Mercosur, trámite que sigue pendiente de aprobación en este país.

"El Gobierno y la Cancillería, en particular, agradecen profundamente al Senado que haya remitido el texto a las respectivas comisiones para un estudio sereno y reflexivo", consideró el canciller.

Comentó, también, que aguardan para el transcurso de esta semana o de la próxima el dictámen de "un alto jurista internacional" sobre la posibilidad de que Paraguay recurra al Tribunal de la Haya para reclamar las suspensiones aplicadas.

El presidente paraguayo, Federico Franco, remitió a pedido del Parlamento la petición de ingreso de Venezuela el 31 de julio pasado, el mismo día que los presidentes de Argentina, Brasil y Uruguay oficializaron ese procedimiento en una cumbre extraordinaria del Mercosur celebrada en Brasilia.

La aprobación se concretó sin el aval de Paraguay, cuya pertenencia al bloque fue suspendida temporalmente en junio por sus socios en el Mercosur con el argumento de que con la destitución de Fernando Lugo de la Presidencia paraguaya se produjo un "quiebre democrático" en el país.

Tanto el ingreso de Venezuela acordado en 2006 y aprobado por los Legislativos de Argentina, Brasil y Uruguay, como el protocolo Ushuaia II de diciembre de 2011 están pendientes de ratificación por parte del Legislativo de Paraguay.

La incorporación de Venezuela fue acordada y anunciada por los mandatarios de Argentina, Brasil y Uruguay en una anterior cumbre celebrada el 29 de junio pasado en la provincia argentina de Mendoza, durante la que también se aprobó la suspensión de Paraguay.