Los integrantes de una supuesta red internacional involucrada en el asesinato de Facundo Cabral comparecieron hoy ante una jueza de Managua en la última audiencia preparatoria del juicio que enfrentarán por los delitos de narcotráfico, lavado de dinero y crimen organizado.

Entre los miembros de la supuesta organización criminal que comparecieron ante la jueza Adela Cardoza está el empresario nicaragüense Henry Fariña, supuesto blanco del ataque armado en el que murió el artista argentino en Guatemala, el 9 de julio de 2011.

La red estaría liderada por el costarricense Alejandro Jiménez, alias "El Palidejo", preso en Guatemala, donde se le procesa por los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa y asociaciones ilícitas por el caso Cabral.

"El Palidejo" también es procesado, en ausencia, en Managua, junto a Fariña y la veintena de supuestos aliados, quienes enfrentarán el juicio oral y público el próximo día 22, cuando se espera que se dicte sentencia, según portavoces judiciales.

En la maratoniana audiencia de este lunes la jueza Cardoza, titular del segundo distrito de lo penal, decidió otorgar casa por cárcel al empresario nicaragüense Guillermo Terán, basada en un diagnóstico del Instituto de Medicina Legal que estableció que el procesado ha presentado problemas estomacales.

Durante la audiencia, tanto el Ministerio Público como los abogados defensores intercambiaron pruebas y demandaron excluir testigos y pruebas, explicó a Efe una portavoz de los juzgados.

Según la acusación de la Fiscalía nicaragüense, Fariña y la veintena de personas forman parte de una red encargada de traficar desde Costa Rica hasta Guatemala droga del grupo colombiano Los Fresas, que tendría como destino final a la banda mexicana Los Charros, ligada a La Familia Michoacana.

Entre los acusados, que ya han sido detenidos, se cuenta el exmagistrado del Consejo Supremo Electoral de Nicaragua Julio César Osuna y Karla Fariña, hermana de Henry, el promotor de espectáculos de Cabral en la región.

Según los investigadores, Henry Fariña era el supuesto blanco del atentado armado en el que murió el trovador argentino en la capital guatemalteca, cuando el empresario lo transportaba en su vehículo hacia el aeropuerto.

Fariña se habría apropiado de un cargamento de drogas de "El Palidejo", por lo que éste ordenó su muerte, según las investigaciones de la Fiscalía de Guatemala.

Según la Fiscalía de Nicaragua, el exmagistrado del organismo electoral está involucrado con la red internacional porque supuestamente facilitaba documentos de identidad nicaragüense falsos a sus miembros, incluido a "El Palidejo", que se movilizaba en el país como José Fernando Treminio Díaz.

La hermana de Henry, Karla Fariña, habría servido de testigo de "El Palidejo" para obtener el documento de identidad nicaragüense, según la acusación del Ministerio Público.

Entre los acusados también se encuentran los colombianos Francisco García, alias "El Fresa"; Javier Darío Euscategui, piloto comercial, y Gonzalo Rugeles Pérez, copiloto, estos dos últimos capturados en Nicaragua en mayo pasado y señalados de robar una avioneta en el aeropuerto internacional Eldorado, en Bogotá, en marzo.