Un clima más fresco y lluvias irregulares en el centro de Estados Unidos frenaron el deterioro de las cosechas de maíz y soya en el país, de acuerdo con un nuevo informe sobre el estado de los cultivos.

El Departamento de Agricultura federal dijo que en los 18 estados más productores de maíz, 51% de la cosecha recibió la semana pasada la calificación de muy deficiente o deficiente. La semana anterior, la misma calificación alcanzaba 50%.

El 26% de la cosecha de maíz tenía la calificación de regular, en comparación con 27% la semana anterior. El 23% se mantenía con buena o excelente calificación.

El 38% de las cosechas de soya recibieron calificación de muy deficiente o deficiente, en comparación con 39% una semana antes. El 32% continuaba en condición regular. El 30% era buena o excelente, una leve mejora en comparación con 29% de la semana anterior.