Una huelga que estalló hace tres semanas en la Empresa de Ferrocarriles del Norte de Colombia (Fenoco), amenaza hoy con afectar a unos 4.000 puestos de trabajo directos, la mayoría de la multinacional estadounidense Drummond, la segunda exportadora de carbón térmico del país andino.

"La situación sigue igual (...) hay suspensiones" y el riesgo de pérdida de trabajo "está latente", dijo telefónicamente una fuente de la multinacional desde los yacimientos de La Loma, localidad del departamento norteño del Cesar.

"La gente (los trabajadores) está afectada, pero entienden la situación, que ya es ésta, que fue generada de manera lejana y son conscientes que no es del resorte directo de la compañía", agregó la fuente.

Otros 4.000 puestos de trabajo indirectos también están en riesgo de perderse por la parálisis en el transporte del mineral.

Desde el pasado 23 de julio de 2012, los trabajadores de Fenoco anunciaron un cese de actividades, lo que ha detenido el transporte de entre 80.000 y 85.000 toneladas diarias de carbón de Drummond, además de mineral de otras compañías productoras en el Cesar.

La Drummond International transporta el carbón en los trenes de Fenoco a los puertos atlánticos de Santa Marta y Ciénaga, en el departamento vecino del Magdalena, para su exportación.

Los trabajadores de Fenoco exigen estabilidad, mejores condiciones laborales, garantías sindicales e inversión social en la región.

La empresa advirtió la semana pasada que las exportaciones de carbón fueron suspendidas y el inventario en los patios de almacenamiento de la mina llegaron a un punto de saturación.

Y añadió entonces que ante la situación "reduciría significativamente" sus operaciones en Colombia, por tiempo indefinido.

La multinacional afectada aguarda que las partes en el conflicto de Fenoco lleguen a un acuerdo y se conjure la crisis que perjudica no solo el proceso de explotación, transporte y exportación del mineral, sino también a los departamentos y municipios en los que se encuentran las minas y puertos carboníferos, además de los proveedores y contratistas de las compañías.

La huelga de unos 400 trabajadores de Fenoco detuvo desde el 23 de julio el tránsito de los trenes que diariamente recorren unos 200 kilómetros desde las minas que explotan la Drummond, así como Glencore y Vale, en el Cesar y hasta los puertos.

La Drummond es el segundo mayor productor de carbón de exportación de Colombia, después de Carbones del Cerrejón, en el departamento de La Guajira, también en el norte del país.