Líderes indígenas nasa insistieron el lunes en que sólo negociarán con el presidente Juan Manuel Santos para resolver sus demandas, entre las que sobresale el retiro de sus territorios tanto de la fuerza pública como de la guerrilla.

Después de al menos tres rondas de encuentros de líderes indígenas y delegados del gobierno desde el 23 de julio y hasta el fin de semana, voceros de los nasa dijeron que como los ministros y viceministros carecen de autoridad para decidir, entonces discutirán sólo con el presidente.

Anunciaron que esperarán al mandatario este martes en uno de los resguardos del departamento de Cauca, en el suroeste del país, donde se asienta gran parte de la etnia.

"Si (el presidente) no viene mañana, pues nosotros como pueblo indígena somos muy pacientes y si llevamos mas de 500 años esperando y resistiendo, pues somos muy pacientes y esperaremos al presidente Santos", dijo James Yatacué, presidente de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca.

El ministro del Interior Federico Renjifo ha dicho que el presidente no tiene previsto acudir a La María.

A la zona del resguardo llamado La María, en el municipio de Piendamó, en el norte de Cauca, se han movilizado en buses desde distintos resguardos y desde la semana pasada al menos 6.000 nasa para ese eventual encuentro con el mandatario, dijo Yatacué. Se espera la llegada a La María de más comunidades nasa de Cauca, indicó.

Explicó que el asesinato el domingo de uno de los ancianos sabios de la comunidad muestra la necesidad de la salida de los grupos armados para evitar que los indígenas sigan muriendo.

"No podemos seguir esperando que nos sigan matando más y que el presidente Santos siga diciendo que (envía a Cauca) más militares, más militares y que la guerrilla de las FARC siga matando más comuneros (indígenas)", dijo Yatacué el lunes en diálogo telefónico. "Hay que parar esta guerra", agregó.

Dos hombres en una moto llegaron a la casa de Lisandro Tenorio, de 76 años, y lo asesinaron de al menos cuatro disparos en el resguardo indígena llamado "López Adentro", ubicado en el municipio de Caloto, en Cauca y a unos 310 kilómetros al suroeste de Bogotá.

El gobernador indígena del resguardo, Hernando Caicedo, dijo que milicianos de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) amenazaron a Tenorio por defender los territorios indígenas.

"Cuando uno se pone a favor de la defensa de los derechos de los pueblos indígenas, de los pueblos vulnerables y por el derecho a la tierra, hay gente que no lo acepta y parece que las FARC no compartía esta opinión del 'mayor' indígena y por eso lo asesinaron", aseguró Caicedo en entrevista telefónica.

Ni la policía ni las autoridades civiles de Caloto han tenido acceso al resguardo porque por las costumbres nasa, son los mismos indígenas los que hacen la investigación, se prohibe hacer una necropsia y sepultan el cadáver en tres días, explicó Caicedo, al asegurar que en "López Adentro", de unas 2.000 hectáreas de extensión, habitan unos 1.000 nasa.

Jesús Martínez, secretario de gobierno de Caloto, dijo que sólo cuentan con la versión de las autoridades indígenas sobre lo ocurrido con Tenorio.

Los nasa, que suman unas 115.000 personas en zonas del norte de Cauca, exigen desde hace años tener el control de sus territorios.

Esas demandas se reavivaron en julio cuando las FARC atacaron el casco urbano de Toribío, también en el norte de Cauca.

Los nasa han pedido desde julio la presencia de ministros como Renfijo, del Interior, y el de Defensa Juan Carlos Pinzón en la mesa de negociación, pero el domingo hicieron saber al titular del Interior que sólo hablarán con Santos para discutir la salida de la fuerza pública y que la seguridad de la zona quede en manos de la llamada "guardia indígena" o voluntarios hombres y mujeres nasa que se identifican con un bastón de madera.

Líderes nasa también han divulgado cartas públicas a la jefatura de las FARC exigiendo la salida de la zona, a lo que lo guerrilla ha respondido que saldrá cuando lo haga la fuerza pública.

El domingo "lo que pasó es que el ministro del Interior no tenía la potestad de decidir sobre la situación de la paz y que sólo era la potestad del presidente de la República, entonces hay que hablar con el que tiene la potestad", aseguró Yatacué.