Google prevé eliminar unos 4.000 empleos de Motorola Mobility, compañía que compró en mayo por 12.500 millones de dólares y que ha tenido pérdidas en catorce de los últimos dieciséis trimestres, informó hoy la Comisión del Mercado de Valores (SEC, por su sigla en inglés) de EE.UU.

La compañía tiene previsto reducir la plantilla de Motorola Mibility, compuesta por 20.000 empleados, en un 20 por ciento, según un documento enviado por Google a la SEC.

Dos tercios de la reducción de personal se realizará en las filiales de Motorola Mobility fuera de Estados Unidos. Además, Google planea cerrar o consolidar un tercio de sus 90 centros y simplificar su cartera de productos de telefonía móvil, poniendo más énfasis en los dispositivos más innovadores y rentables.

"Estos cambios están diseñados para volver a hacer la unidad de móviles de Motorola rentable después de haber perdido dinero en catorce de los últimos dieciséis trimestres", indicó Google en el documento enviado a la SEC, en el que considera estas acciones como "un paso clave para lograr una rentabilidad sostenible para Motorola".

A la apertura de los mercados en Nueva York, Google subía un 1,37 % en el mercado tecnológico Nasdaq.

Motorola proveerá "generosos paquetes" de despido y proporcionará a sus empleados servicios para encontrar otros empleos, indicó Google, que espera tener unos gastos no superiores a los 275 millones de dólares en indemnizaciones, que se incluirán en los resultados del tercer trimestre.

En declaraciones realizadas al diario The New York Times, el consejero delegado de Motorola Mobility, Dennis Woodside, ha asegurado que los planes de la compañía se centran en salir de mercados no rentables, dejar de producir teléfonos de gama baja y concentrarse en la manufactura de unos pocos modelos de móviles, en lugar de tener un catálogo de docenas de terminales.

Como parte de las nuevas medidas después de la compra por parte de Google, Motorola Mobility se ha desprendido de un 40 % de sus vicepresidentes y ha contratado a nuevos ejecutivos, apunta el diario.

Además, entre sus planes está reducir sus operaciones en Asia y concentrar sus esfuerzos de investigación y desarrollo en Pekín, y en las ciudades estadounidenses de Chicago (Illinois) y Sunnyvale (California).

Google anunció en 2011 su intención de adquirir Motorola Mobility, lo que le proporcionaría una amplia colección de patentes para luchar contra otros competidores como Apple y su iPhone.

A finales de mayo de este año, el gigante de internet Google confirmó el cierre de la compra de Motorola Mobility por 12.500 millones de dólares, a 40 dólares por acción.