El exciclista y actual director deportivo del equipo Garmin, Jonathan Vaughters, ha admitido que recurrió al dopaje en su etapa de corredor, un hecho que "lamenta profundamente".

En un artículo publicado en el New York Times bajo el título de "Cómo alejar el dopaje del deporte", Vaughters dice que eligió "mentir" para "no matar" su sueño de llegar lo más lejos posible.

"Lo siento, lamento mucho esta decisión y la rechazo rotundamente", señala el antiguo ciclista, de 39 años, que fue compañero de Lance Armstrong en el US Postal.

El exciclista dijo que su sueño desde niño era competir alguna vez en el Tour de Francia, meta que persiguió con esfuerzo, disciplina, sufrimiento y sacrificio, pero, una vez "hechos los deberes", se dio cuenta de que el sueño solo estaba completo en un 98 por ciento y que le faltaba "ese 2 por ciento" que marca la diferencia en las grandes competiciones.

Fue entonces cuando, señala en el artículo, le dijeron "algunos entrenadores, mentores e incluso el patrón" que no conseguiría el cién por cién a menos que "cometiera fraude", a menos que "optara por doparse".

"El dopaje puede ser ese 2 por ciento", indica Vaughters, que insta a que se refuercen las normas contra esta lacra para impedir que los deportistas, sobre todo los jóvenes, se vean tentados a recurrir a esa opción para alcanzar su sueño.

Vaughters dijo que la culpa que sentía le llevó a retirarse de las carreras (en 2003) y a montar un equipo profesional (el Garmin) en el que el recurso al dopaje "no es una opción" y donde se hacen "rigurosos controles" y donde predomina el ciclismo limpio sobre los triunfos.

"La lucha contra el dopaje es ahora mil veces mejor que cuando yo competía y eso me produce una gran satisfacción. Pero debemos respaldar ese esfuerzo mucho más", señala Vaughters en el New York Times.

Vaughters fue uno de los cinco excompañeros de Lance Amstrong que, según versiones de varios medios, denunciaron el pasado julio las presuntas prácticas de dopaje del séptuple ganador del Tour.

Vaughters, George Hincapie, Levi Leipheimer, Christian Vande Velde y David Zabriskie llegaron a un acuerdo con la Agencia Antidopaje estadounidense (Usada) para denunciar las supuestas prácticas dopantes del tejano y las suyas propias a cambio de reducir su sanción de dos años a seis meses de suspensión.

En el proceso abierto contra Armstrong, USADA suspendió a perpetuidad al médico español Luis García del Moral y al preparador físico José "Pepe" Martí, de la misma nacionalidad, además del doctor italiano Michele Ferrari, que trabajaron para el corredor tejano en el U.S.Postal Service.

Los suspendidos habían sido acusados por USADA de participar junto con Armstrong en un sistema de dopaje sistemático desde 1999 hasta 2005.

EL pasado 29 de julio, USADA presentó formalmente cargos de dopaje contra Armstrong.

El ciclista estadounidense negó categóricamente haberse dopado con el argumento de que había pasado más de 500 controles durante su carrera deportiva y que nunca había fallado ninguno.