El congresista estadounidense Jesse Jackson Jr., hijo del reverendo y activista por los derechos civiles Jesse Jackson, sufre un trastorno bipolar, según informó hoy la clínica en la que se encuentra hospitalizado desde hace un mes.

Jackson Jr., cuyo padre compitió sin éxito por la candidatura presidencial demócrata en 1984 y 1988, solicitó una baja médica a comienzos de junio por motivos no especificados, lo que había desatado rumores sobre si podía estar siendo tratado por abuso de drogas o alcohol.

La oficina del legislador demócrata descartó hace un mes esas causas al indicar que el problema era un "trastorno psicológico", aunque la causa se desconocía hasta hoy.

"Después de una evaluación extensiva, el congresista Jesse Jackson Jr. se está sometiendo a tratamiento por una depresión bipolar de tipo dos en la Clínica Mayo. El congresista está respondiendo bien al tratamiento y recobrando su fuerza", señaló en un comunicado la Clínica Mayo de Rochester (Minesota).

La institución, donde está ingresado el congresista de 47 años, aseguró que el propio Jackson había pedido hacer pública su enfermedad.

"Su familia y él están agradecidos por el apoyo y las plegarias ofrecidas y recibidas en su nombre", indicó la clínica.

El trastorno bipolar de tipo II es "una condición tratable que afecta a partes del cerebro que controlan la emoción, el pensamiento y los deseos, y su causa más común es un complicado conjunto de factores genéticos y del entorno de la persona", explicó el centro.