Organizaciones de prensa, colectivos defensores de derechos humanos, familiares y periodistas, conmemoraron hoy el asesinato del periodista y humorista Jaime Garzón, el 13 de agosto de 1999, y lamentaron que 13 años después, el crimen siga en la impunidad.

La Fundación para la Libertad de Prensa (Flip), el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo (Ccajar) y decenas de periodistas colocaron sus ofrendas florales en el lugar en el que fue asesinado Garzón y en el cementerio en el que reposan sus restos en Bogotá.

Un total de 4.748 flores fueron depositadas en el lugar del asesinato, una calle del centro-oeste bogotano "y que simbolizan los días que llevamos sin Jaime Garzón", según las organizaciones que le recordaron este lunes.

Garzón, famoso en Colombia por su faceta humorística y labor periodística, fue asesinado en una calle de Bogotá el 13 de agosto de 1999, cuando se dirigía en su camioneta a Radio Net, emisora en la que trabajaba.

El vehículo que conducía, sin control y con Garzón moribundo, se subió a un andén y finamente se estrelló contra un poste de alumbrado público.

Ese poste, bautizado "Sin Olvido", fue pintado como cada año desde el asesinato de amarillo, azul y rojo, los colores de la bandera de Colombia, por Marisol, la hermana del periodista.

Alrededor, regaron centenares de flores.

A Garzón "le antecedían 90 periodistas asesinados y, con su muerte, siguió un trágico periodo para la libertad de prensa en Colombia. En tan solo cuatro años, de 1999 a 2002, fueron asesinados 32 periodistas como consecuencia del ejercicio periodístico" en el país andino, lamentó hoy la Flip en un comunicado.

Y el presidente del Ccajar, Alirio Uribe, declaró a periodistas que "el único detenido del crimen está en una guarnición militar", al parecer "protegido".

Uribe aludía al exsubdirector del liquidado Departamento Administrativo de Seguridad (DAS, inteligencia estatal), José Miguel Narváez, a quien la Fiscalía General llamó a indagatoria el 30 de septiembre de 2009.

Nueve meses después, el 29 de junio de 2010, fue ordenada la detención de Narváez en calidad de "determinador del asesinato del humorista y periodista".

Sin embargo, la causa por el asesinato "no se ha movido", lamentaron fuentes familiares.

Algunos paramilitares colombianos han declarado ante las autoridades que el asesinato de Garzón fue ordenado por el fallecido fundador y líder de las desmovilizadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC, extrema derecha armada), Carlos Castaño, "instigado" por Narváez, entonces alto funcionario de DAS.