La película "The Bourne Legacy" confirmó en la taquilla de EE.UU. que la saga tiene vida más allá del superagente Jason Bourne (Matt Damon) con en el que en 2002 se inició una historia de espionaje cinematográfico que ha sido reinventada con Jeremy Renner como protagonista.

"The Bourne Legacy" se estrenó con fuerza en las salas estadounidenses donde recaudó más de 40,2 millones de dólares con una trama sobre la supervivencia de esa raza especial de agentes, preparados para ejecutar misiones solitarias y de alto riesgo, cuando su creador decide eliminar cualquier rastro de su existencia.

La sátira política "The Campaign" debutó también con buenas sensaciones tras obtener 27,4 millones de dólares en sus tres primeros días en cartelera.

Will Ferrell ("Step Brothers") y Zach Galifianakis ("The Hangover") lideraron ese proyecto que parodia una campaña electoral y en el que interpretan a dos candidatos que harán lo imposible por conseguir triunfar en las urnas.

A pesar de que no es el mejor resultado en taquilla ni para Ferrell ni para Galifianakis, se trata de un gran arranque para un filme electoral.

Tras tres semanas de dominio, la entrega final de la última saga de Batman, "The Dark Knight Rises", cayó hasta el tercer lugar en la lista de las 10 películas más taquilleras del fin de semana.

La cinta dirigida por Christopher Nolan ingresó 19,5 millones de dólares más en una cuenta de resultados que tan solo en Norteamérica asciende a más de 390 millones de dólares en venta de entradas.

Con 15,6 millones de dólares debutó la última película de Meryl Streep y Tommy Lee Jones, una comedia adulta llamada "Hope Springs" sobre una pareja que tras 30 años de matrimonio deciden someterse a una terapia intensiva para revitalizar su relación.

Otra saga, en este caso infantil, "Diary of a Wimpy Kid: Dog Days", se coló entre los filmes más vistos del fin de semana en EE.UU. y consiguió una recaudación de 8,2 millones de dólares.

La película se toma con humor los problemas del niño protagonista cuando sus planes para el verano se truncan y tiene que pensar en un plan B.

A pesar de su reparto y de ser un "remake" de una producción de éxito, la nueva "Total Recall", con Colin Farrell, Kate Beckinsale y Jessica Biel, no terminó de cuajar en los cines y en su segundo fin de semana se tuvo que conformar con 8,1 millones de dólares.

La cinta, con un elevado presupuesto estimado en 125 millones de dólares, no ha respondido a las expectativas.

"Ice Age: Continental Drift", "Ted", "Step Up Revolution" y "The Watch", con 6,7, 3,2, 2,8 y 2,2 millones de dólares, completaron la lista de las películas que mejor se comportaron en la taquilla estadounidense entre el viernes y el domingo.