El presidente del COI Jacques Rogge quiere dejar bien claro: Usain Bolt es una leyenda "en activo" y el mejor velocista de la historia.

Rogge llamó la atención cuanto esta semana señaló que el corredor jamaiquino necesita demostrar su grandeza en más de dos Juegos Olímpicos para que se considere correcta su auto proclama de ser una "leyenda viviente".

El domingo, Rogge dio marcha atrás un poco al modificar su interpretación sobre el seis veces medallista de oro.

"Esto es meramente un asunto semántico", dijo. "Déjenme plantear el asunto así: se debe decir que Usain Bolt es un leyenda en activo, es un ícono, es el mejor velocista de la historia".

Bolt ganó los 100 y 200 metros en Londres, convirtiéndose en el primer atleta en lograr el doblete en esas pruebas en juegos consecutivos, además de cargar la cuarta posta de Jamaica al batir el récord mundial en el relevo 4x100.

Tras el relevo del sábado, Bolt se refirió a Rogge: "La próxima vez que lo vean, creo que le deben preguntar lo que Usain necesita hacer y que ningún otro ser humano ha conseguido".

El jueves, Rogge declaró que el estatus de Bolt debe determinarse al final de su carrera y mencionó a Carl Lewis por competir en cuatro juegos y ganar nueve oros, con cuatro seguidos en el salto largo.

Bolt no se quiso comprometer sobre si estará en Río de Janeiro 2016, cuando tendrá 29 años y quizás ya no esté en su mejor nivel.

Rogge, en tanto, se expresó "muy contento y agradecido" por el éxito de los Juegos de Londres.

El dirigente belga siempre ha evitado hacer comparaciones entre una justa y la otra, como era la costumbre de su antecesor Juan Antonio Samaranch al tacharles "como los mejores de la historia".

Sobre su momento favorito de los juegos, Rogge se tomó unos cuantos segundos antes de señalar algo "sentimental".

"Las lágrimas de Chris Hoy. Yo creo que ese fue el momento trascendental de los juegos", dijo al referirse al ciclista británicp al ganar su sexta medalla de oro y así desplazar al remero Steve Redgrave como el deportista británico más laureado de la historia.

Rogge destacó el "momento mágico" del keniano David Rudisha por su récord mundial en los 800 metros.

También indicó que Brasil, con apenas tres medallas de oro en Londres, deberá mejorar competitivamente en Río: "es hora que se pongan en marcha lo antes posible".