Por el solo hecho de haber llegado, el peruano Raúl Pacheco se sintió como el campeón del maratón del domingo de los Juegos Olímpicos.

Pacheco, quien finalizó en el puesto 21ro entre 105 participantes, llegó a poco más de siete minutos y medio del ugandés Stephen Kiprotich, quien se llevó la medalla de oro. Los keniatas Abel Kirui y Wilson Kipsang se alzaron con plata y bronce, respectivamente.

"Creo que los que llegamos todos somos campeones", dijo Pacheco. "Hay que hacer un esfuerzo muy grande para correr el maratón; yo lo llevo en la sangre".

Pacheco recordó que durante la prueba atravesó "momentos duros" y que por momentos sintió que no tenía fuerzas para seguir.

"Pero puse la cabeza en cero y soporté todo", expresó el nativo de Huancayo, una ciudad de la sierra central del Perú. "El hecho de llegar a la meta ya te llena de alegría".

Un total de 88 atletas atravesó la línea de llegada al final de los 42 kilómetros por varios lugares emblemáticos de Londres y otros 17 abandonaron.