La madre de la expresidenta de Chile Michelle Bachelet descartó hoy que el general retirado Fernando Matthei, exmiembro de la Junta Militar durante la dictadura de Augusto Pinochet, tenga alguna responsabilidad en la muerte de su marido y padre de la exmandataria, Alberto Bachelet.

"Siempre (Matthei) ha sido amigo nuestro", dijo a los periodistas Ángela Jeria, que tras la muerte de su esposo, junto a su hija Michelle, fueron también detenidas y torturadas por la policía secreta del régimen.

El pasado viernes, la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP) pidió al juez Mario Carroza el arresto y procesamiento de Matthei, al que acusa de "autoría mediata" de la muerte de Bachelet, ocurrida el 12 de marzo de 1974.

Bachelet, general de la Fuerza Aérea (FACH), se negó a participar en el golpe militar que el 11 de septiembre de 1973 derrocó al Gobierno de Salvador Allende y murió en una cárcel de Santiago tras ser torturado en la Academia de Guerra Aérea (AGA), de la que Matthei era director.

Hace algunas semanas, Carroza procesó a los excoroneles Edgar Ceballos y Ramón Cáceres, como presuntos autores de las torturas.

El pasado miércoles, el juez interrogó como testigo al general Matthei y dijo después a los periodistas que éste proporcionó "todos los datos" que se le pidieron respecto de la muerte de Alberto Bachelet.

Matthei ha asegurado que nunca asumió en propiedad la dirección de la AGA, sino que en realidad en esa época se desempeñó en el Comando de Operaciones de la FACH.

Su comparecencia se materializó después que en una entrevista de televisión admitió haber sabido de las violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura y aunque sostuvo que no se arrepentía de haber sido parte del régimen de Pinochet, aseguró sentirse "avergonzado" por los crímenes cometidos.

El abogado de la AFEP Eduardo Contreras aseguró tras pedir el arresto y procesamiento de Matthei que "hay más que sospechas fundadas de su participación" pues "diversas personas han declarado en el juicio que lo vieron personalmente en las oficinas de la AGA mientras se torturaba".

"Siempre el general Matthei ha sido amigo nuestro, lo estimo mucho y tengo la certeza de que él no estuvo en la Academia de Guerra en el tiempo en que mi marido estuvo ahí", dijo Ángela Jeria, al participar en un acto electoral enmarcado en las elecciones municipales del próximo octubre en Chile.

La opinión de Jeria fue compartida por el senador socialista Juan Pablo Letelier, hijo del excanciller Orlando Letelier, asesinado por la dictadura en 1976, en Washington, pero Sergio Bitar, exministro de Michelle Bachelet, dijo estar seguro que de que Matthei "tiene mucho que aclarar" sobre la muerte de Alberto Bachelet.

Las familias Bachelet y Matthei son amigas desde los años cincuenta, cuando ambos oficiales de la Fuerza Aérea trabajaron en la ciudad de Antofagasta.

Durante su Gobierno (2006-2010), Michelle Bachelet participó en una actividad en esa ciudad del norte de Chile a la que asistió Fernando Matthei y la entonces mandataria bromeó que no podía llamarlo "de otra forma que no sea tío Fernando".

Matthei fue nombrado comandante en jefe de la FACH y miembro de la Junta Militar en 1975, cuando su antecesor, Gustavo Leigh se distanció de Pinochet y éste lo destituyó.

Durante la dictadura unos 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado y de ellos, 1.192 están aún en las listas de detenidos desaparecidos, según cifras oficiales.