El primer ministro israelí dijo el domingo que Irán representa la amenaza más grande que pueda encarar el estado judío.

"No se debe permitir que Irán obtenga armas nucleares", agregó el primer ministro Benjamín Netanyahu durante una reunión con los miembros de su gabinete.

Netanyahu dijo recientemente que no se ha decidido un posible ataque preventivo contra Irán, pero no hay forma de saber si el liderazgo israelí tiene una posición política clara o si sus declaraciones son parte de una campaña para presionar a Irán a que abandone sus presuntas ambiciones nucleares.

Netanyahu y otros destacados funcionarios insistieron que las sanciones internacionales no han logrado que Irán abandone su programa de enriquecimiento de uranio, que pasado de cierto grado puede utilizarse en la elaboración de ojivas nucleares.

Teherán sostiene que su programa nuclear tiene fines pacíficos, diseñado principalmente para producir electricidad.