El brasileño Marilson Dos Santos, quien terminó quinto el domingo en el maratón olímpico, dijo que el circuito casi puede con él y que cruzó la meta prácticamente arrastrándose.

"El circuito fue muy duro, quizás en televisión no se podía ver; pero tenía muchas curvas fuertes", comentó el brasileño, ganador del maratón de Nueva York 2008. "Los (últimos) dos kilómetros fueron los más duros de mi vida. Llegué totalmente quebrado, casi arrastrándome. Estoy exhausto".

Dos Santos se ubicó en el quinto puesto con tiempo de 2:11:10 horas, a más de tres minutos del ganador, el ugandés Stephen Kiprotich (2:08:01).

Las medallas de plata y bronce fueron para los kenianos Abel Kirui (2:08:27) y Wilson Kiprotich (2:09:37).

"Los africanos era los favoritos, no creo que nadie ahora se sorprenda; Estoy satisfecho porque lo di todo y luché hasta el final por una medalla", dijo Dos Santos, de 35 años.

"Aquí hay que salir fuerte desde el principio si quieres estar en la pelea por las medalla. No hay duda de que aquí corrieron los mejores", agregó.

Los otros brasileños en la contienda Franck De Almeida y Paulo Roberto Paula cruzaron la meta en el octavo y 13er. puesto con un tiempo de 2:12:17 y 2:13:35.