Una estación de televisión pro gobiernista dijo el lunes que uno de sus camarógrafos fue secuestrado hace tres días y se creee que habría muerto.

La estación informó que hombres armados se llevaron el viernes al camarógrafo junto con otros tres empleados de la estación Al-Ikhbariya TV, leal al régimen.

Un video trasmitido por Internet el lunes, mostraba a los tres sobrevivientes del equipo. Dijeron que estaban cautivos por las fuerzas rebeldes y que los estaban tratando bien.

Un hombre que se identificó como un vocero rebelde también apareció en el video, señalando que el camarógrafo murió en un cañoneo del gobierno. El gerente general de Al-Ikhbariya TV dijo que creen que habría muerto.

Fue imposible verificar independientemente el video.

En junio, un grupo de hombres armados incursionó en el local de Al-Ikhbariya y mató a siete empleados.