Centenares de pasajeros de la aerolínea Wind Jet quedaron atascados el domingo en Italia ante la imposibilidad de que Alitalia adquiriera la empresa siciliana de bajo costo.

Los directivos de Wind Jet paralizaron sus vuelos en un periodo culminante de los desplazamientos estivales italianos.

Las autoridades aéreas italianas llegaron a un acuerdo con otras aerolíneas para que se hagan cargo de los viajeros a un precio adicional, pero los medios de comunicación italianos dijeron que muchos viajeros seguían atascados, entre ellos unos 200 pasajeros en Roma con destino a Tel Aviv.

Alitalia dijo que Wind Jet no entregó la información financiera de la empresa conforme al acuerdo pactado en abril. El ministro de Desarrollo Económico convocó para el martes una reunión en Roma con los representantes de ambas empresas.

La situación podría afectar a unos 300.000 pasajeros con boletos para volar con Wind Jet hasta fines de octubre.