Los británicos tienen ya las banderas de su país listas para la fiesta. Pero deberán cerciorarse también de llevar zapatos cómodos para bailar.

El Estadio Olímpico se está transformando en una rocola gigantesca para la ceremonia que marcará el cierre de los Juegos Olímpicos de Londres, que hasta ahora han resultado casi perfectos.

Las Spice Girls y The Who figuran entre los grupos y artistas que cerrarán con broche de oro dos semanas de competiciones deportivas. El director artístico del espectáculo Kim Gavin ha anunciado que la ceremonia consistirá en una "sinfonía diversa" de éxitos musicales de Gran Bretaña.

Gavin, quien ha dirigido giras de conciertos de rock y el recital realizado en 2007 en memoria de la princesa Diana, también en Londres, manifestó el sábado su deseo de realizar "la mejor fiesta posterior a una ceremonia en la historia".

"Si la inauguración fue la ceremonia nupcial, ésta debe ser la fiesta de bodas", consideró el director musical David Arnold en declaraciones al Daily Telegraph.

Aunque los organizadores han tratado de mantener en secreto los detalles de la ceremonia, muchos se han filtrado en los medios británicos. Incluso algunos artistas no han podido mantenerse callados.

The Who, George Michael, Muse y Ed Sheeran han revelado que participarán en un espectáculo que incluirá la interpretación de 30 éxitos británicos de las últimas cinco décadas. Gavin debió decidirse por esos temas de entre casi un millar.

Los Pet Shop Boys, Annie Lennox y Fatboy Slim serán también responsables por hacer que la gente baile.

Gavin dijo el sábado que el espectáculo comenzará con un homenaje a la "cacofonía" de la vida en Londres, una banda de sonido que irá desde Edward Elgar, compositor de la marcha de "Pomp and Circumstance", hasta los Kinks, con "Waterloo Sunset". El vocalista Ray Davies interpretaría esa canción de la década de 1960, una suerte de carta de amor a Londres.

Miles de deportistas de las 204 naciones competidoras entrarán al estadio y formarán parte del público de los músicos.

Los detalles de los artistas invitados han trascendido mediante algunas pistas y fotos de la sede de los ensayos, una antigua planta automotriz en el oriente de Londres. Mientras que los creadores de la ceremonia inaugural pudieron ensayar durante semanas en el Estadio Olímpico, Gavin y su equipo disponen de menos de un día, entre el final de las pruebas de atletismo y la ceremonia dominical.

___

La periodista de la AP, Danica Kirka, contribuyó con este despacho.

Jill Lawless está en Twitter como http://Twitter.com/JillLawless