El aspirante presidencial republicano en EEUU, Mitt Romney, ha elegido al legislador Paul Ryan, experto en déficit y favorito del movimiento derechista Tea Party, como su candidato a vicepresidente, anunció hoy su campaña a través de una aplicación para móviles inteligentes.

Está previsto que Romney anuncie oficialmente la elección de su "número dos" en la carrera hacia la Casa Blanca en un acto en la base naval de Norfolk (Virginia) a las 13.00 GMT.

El anuncio, según la campaña de Romney, tendrá lugar en el Museo Nauticus de Norfolk, donde se encuentra el portaaviones USS Wisconsin, de nombre idéntico al estado natal de Ryan, influyente congresista y estrella ascendente dentro del Partido Republicano.

Wisconsin es, además, uno de los estados considerados decisivos para ganar los comicios del 6 de noviembre, en los que el presidente Barack Obama buscará la reelección.

Ryan es una de las voces más influyentes en temas económicos dentro del Partido Republicano y el ideólogo de un plan para reducir el elevado déficit público.

La prensa estadounidense ya daba por hecho la elección de Ryan desde hace varias horas, tras semanas de conjeturas ante la proximidad de la convención nacional del Partido Republicano, que se celebrará a finales de este mes en Tampa (Florida).

Hasta una docena de nombres de posibles candidatos a vicepresidente de Romney han llegado a barajarse, pero esta semana la lista quedó reducida a Ryan, el senador Rob Portman y el exgobernador de Minesota Tim Pawlenty.

Otros nombres que sonaron fueron los de los gobernadores de Luisiana, Bobby Jindal; Nueva Jersey, Chris Christie, y Virginia, Robert McDonnell, así como el del hispano Marco Rubio, senador por Florida y de origen cubano.