Rangers necesitó un gol en el minuto final para empatar el sábado 2-2 con Peterhead en su primer partido después de haber sido degradado de la primera a la cuarta división del fútbol escocés.

Rangers, que fue campeón de Escocia 54 veces, archirrival del Celtic, consiguió un empate agónico por medio de Andy Little en el minuto 90.

El equipo fue relegado cuatro divisiones, a la más baja del fútbol escocés, debido a que adeuda más de 30 millones de dólares en impuestos.

El adolescente Barrie McKay puso en ventaja a Rangers a los 27 minutos. Peterhead empató y pasó al frente con goles en el segundo tiempo de Rory McAllister y Scott McLaughlin.

Apenas 4.000 personas presenciaron el encuentro.