Al menos tres supuestos miembros de Al Qaeda murieron en un ataque de un avión no tripulado estadounidense ("drone") y dos soldados perdieron la vida en otro suceso en el Yemen, informaron hoy a Efe fuentes militares y de seguridad.

Un "drone" mató ayer a tres presuntos terroristas en una finca propiedad de uno de los líderes locales de Al Qaeda, cerca de la ciudad de Yaar, antiguo bastión de esta organización en la provincia meridional de Abyan, cuyo control recuperaron en junio pasado las tropas del Ejército apoyadas por tribus, indicaron las fuentes.

Estados Unidos ha lanzado en los últimos meses una serie de ataques con aviones no tripulados dirigidos contra Al Qaeda en el sur del yemen para apoyar la campaña militar del Ejército yemení, que busca limpiar la zona de terroristas.

Además, dos soldados perdieron la vida y tres resultaron heridos en un ataque de hombres armados contra una patrulla militar en una carretera que une las provincias de Maarib y Hadramut, en el este del país, apuntó una fuente militar.

La fuente explicó que los atacantes abrieron fuego contra la patrulla con ametralladoras y luego huyeron.

En el último año, Al Qaeda ha aumentado su actividad en el Yemen gracias a la situación de inestabilidad que vive el país desde que en enero de 2011 estallaran revueltas populares contra el entonces presidente, Ali Abdalá Saleh, quien finalmente cedió el poder a su vicepresidente, Abdo Rabu Mansur Hadi, en febrero pasado.