México se proclamó campeona olímpica al ganar a Brasil por 2-1 en la final disputada en el estadio de Wembley.

Dos goles de Peralta, el primero a los 30 segundos y en el minuto 75 dieron el triunfo a México. Hulk logró el 2-1 en el tiempo añadido.