Juventus ganó el sábado la Supercopa Italiana por 4-2 en tiempo extra en el estadio nacional de Pekín.

El encuentro se disputó un día después que el director técnico de Juventus, Antonio Conte, fue suspendido por diez meses debido a su participación en un escándalo de arreglo de partidos.

Edinson Cavani puso a Nápoli en ventaja a los 27 minutos, Kwadwo Asamoah empató para Juventus y Goran Pandev volvió a dar ventaja al club napolitano en la expiración del primer tiempo. Arturo Vidal empató 2-2 de penal a los 72.

Juventus dominó en el período extra donde anotó dos veces, con un gol en contra de Christian Maggio y otro de Mirko Vucinic.

Asamoah dedicó la victoria a Conte, quien presenció el partido desde las tribunas. Su asistente Massimo Carrera estuvo en la cancha.

"Nuestro técnico siempre ha estado para ayudar desde mi primer día con la Juve", afirmó Asmoah a la prensa italiana. "Nunca nos rendimos, ni siquiera cuando estábamos en desventaja. Fue realmente duro, pero sabíamos que así sería. Napoli merece todo el respeto".

Es la quinta victoria de Juventus en la Supercopa. La había obtenido por última vez en el 2003 al vencer al Milan en definición por penales por 5-3.

Napoli dio el campanazo en la Supercopa de 1990 cuando goleó a Juventus 5-1.

El encuentro que tradicionalmente da comienzo a la temporada del fútbol italiano, entre el campeón de la liga y el campeón de la copa, se disputó por tercera vez en cuatro años en Pekín.