El Ejército sirio intensificó hoy sus operaciones en los alrededores de Damasco y en la ciudad septentrional de Alepo con fuertes bombardeos por tierra y aire, informaron grupos opositores.

Desde la capital, el activista Suhaib al Qasem explicó a Efe que helicópteros de combate bombardearon con artillería localidades de las afueras de Damasco como Mesraba, Kafr al Batna o Deir al Asafir, que ya ayer fueron escenario de actos de violencia.

"Una media de dos proyectiles está cayendo por minuto en el pueblo de Al Tal", aseguró Al Qaesm en conversación telefónica.

Habitantes de esa zona próxima a la capital siria han huido por miedo a una operación militar de envergadura, afirmó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos en un comunicado, que agregó que también se registraron explosiones en el barrio de Al Qabun, en Damasco.

Tres personas murieron hoy por disparos de tanques en Deir al Asafir, mientras que otras dos perdieron la vida por el impacto de proyectiles en la cercana localidad de Al Guta, apuntó el Observatorio.

Por su parte, los opositores Comités de Coordinación Local destacaron que en el barrio damasceno de Tadamun se registraron duros enfrentamientos entre combatientes del rebelde Ejército Libre Sirio (ELS) y las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad.

Esta red de activistas indicó que al menos treinta personas murieron hoy en todo el país, sobre todo en acciones concentradas en las provincias de Alepo, Deraa (sur) y las inmediaciones de Damasco.

En Alepo, las fuerzas gubernamentales bombardearon con intensidad el barrio de Al Sukari, donde los opositores consideraron que el régimen prepara una amplia militar en la zona, uno de los bastiones más importantes del ELS en la ciudad, según el Observatorio.

Desde el pasado miércoles, el Ejército sirio mantiene una ofensiva para expulsar a supuestos terroristas -como denomina el régimen a los rebeldes- de Alepo, centro económico de Siria y escenario de enfrentamientos en las últimas semanas.