La Policía antidrogas de Colombia decomisó una tonelada de cocaína que era transportada por una carretera del noroeste del país y que tenía como destino final el cartel mexicano de Sinaloa, informaron hoy fuentes policiales en Bogotá.

El alijo fue hallado escondido en un camión furgón que la había recogido en algún lugar de la cuenca media del río Magdalena y lo trasladaba a Medellín, precisó en un comunicado la Dirección Antinarcóticos (Diran) de la Policía Nacional.

La fuente indicó que la droga, valuada en 35 millones de dólares, estaba embalada en 866 paquetes que habían sido introducidos en una "pared de doble fondo" del camión, cuyo conductor fue capturado.

La cocaína pertenecía de la Oficina de Envigado, organización armada de narcotraficantes con sede en la localidad del mismo nombre, según lo establecido por la Diran.

La banda de Envigado, población vecina a Medellín, tenía como jefe a Erickson Vargas, alias "Sebastián", capturado el pasado miércoles durante una operación policial de asalto en una localidad cercana a esta misma ciudad.

La Diran aseguró que este alijo, valuado en 35 millones de dólares, iba a ser enviada al cartel de Sinaloa, liderado por el capo mexicano "El Chapo Guzmán", alias de Joaquín Guzmán Loera.

El vehículo con la droga fue interceptado en la zona rural de Caldas, población también cercana a Medellín, dentro de una operación que partió de datos suministrados por un informante, según la fuerza antidroga.