El cubano José Antonio Guerra se despidió el sábado de las competencias olímpicas con un quinto puesto en la final de plataforma de los Juegos de Londres.

Guerra, de 33 años, sumó 527.70 puntos para quedar lejos del oro que ganó el estadounidense David Boudaia con sus 566.85 unidades.

Con esta prueba, Guerra cerró su ciclo como atleta olímpico.

"Cuando estás allá arriba (en la plataforma) piensas que son los últimos clavados en olimpiadas, piensas que quieres irte en grande", dijo Guerra a The Associated Press. "Ya no me queda mucho en esto, quizá un año y la verdad es que hoy quería irme con una medalla, no lo logré y creo que ya fue demasiado. A Río (2016) la verdad es que no llego".

Guerra inició la competencia con un titubeo y sumó 76.50 en su primer salto, con lo que cayó al décimo sitio. Aunque sus restantes saltos fueron de altas calificaciones, ya no le dio para subirse al podio.

"En esta competencias ya no se necesita fallar como antes, si no haces puros clavados de nueves, te quedas fuera", agregó Guerra. "Lo otro que influye mucho es el grado de dificultad, que en mi caso no me ayuda mucho, pero estoy contento por haber hecho una buena competencia".

Guerra compitió en cuatro Juegos Olímpicos, y su mejor resultado fue el quinto puesto que logró en Londres y en Beijing 2008.

"Te quedas pensando cosas, como que si pude haber hecho más, pero tampoco es para volverse loco. Creo que tuve una buena carrera en olímpicos y me voy contento, aunque con ese pequeño sabor de que pudo ser más", concluyó.

Guerra tuvo su mejor desempeño en una competencia de primer nivel en el mundial de 2005 en Montreal, donde conquistó la medalla de plata.