La secretaria de estado norteamericana Hillary Rodham Clinton llegó el sábado a Turquía para discutir con funcionarios turcos y con figuras de la oposición siria formas de minar el régimen del presidente Bashar Assad y sentar las bases para una transición a la democracia en el país.

Clinton planeaba además reunirse con refugiados sirios en Estambul, en momentos en que Estados Unidos y sus aliados aumentan las gestiones de ayuda humanitaria para civiles que han escapado de la guerra civil en Siria. Al menos 51.000 sirios están albergados en Turquía, y muchos más han buscado refugio en Jordania y Líbano.

La agenda de Clinton en Estambul incluye conversaciones con el primer ministro Tayyip Erdogan, el presidente Abdulah Gul y el canciller Ahmet Davutoglu. Turquía ha criticado intensamente a Assad y es anfitriona de activistas sirios que tratan de derrocarle.