El puertorriqueño Jaime Espinal consiguió el sábado la segunda medalla de Puerto Rico en los Juegos Olímpicos de Londres al quedarse con la plata en la división de 84 kilos de la lucha libre.

A pesar de no partir como favorito, Espinal alcanzó la final en la que perdió por 2-0 ante el azerbayano Sharif Sharifov, campeón mundial en 2011.

Espinal cosechó la segunda medalla de plata en la historia de Puerto Rico, y octava en total. Javier Culson ganó el bronce en los 400 metros con vallas en Londres, para certificar la mejor olimpiada para la isla caribeña.

"Me siento súper contento pero no conforme. Puerto Rico puede estar seguro de que lo di todo. En una entrevista antes de los Juegos dije que me iba a servir el factor sorpresa, y así ha sido. Espero que esta medalla sirva de inspiración a los niños", dijo antes de recibir su medalla el luchador, envuelto con la bandera puertorriqueña.

Fue un largo camino recorrido para Espinal, que nació en la República Dominicana pero se fue a vivir a los cinco a Puerto Rico.

Apasionado del básquetbol, la casualidad quiso que cambiara las zapatillas altas por los trajes elásticos y ajustados de los luchadores.

"Yo quería jugar a básquet, pero no me quisieron, y el entrenador me dijo que probara la lucha. Yo acepté, pensando que se trataba de la lucha libre americana, con las cuerdas y los saltos", recordó. "Al principio no entendía nada, pero luego me gustó y empecé a ganar, a conocer a otros luchadores y se convirtieron en mi familia", agregó el flamante medallista, quien aclaró que compite por Puerto Rico "porque me siento conforme después que me enseñara este deporte, pero también me siento muy dominicano".

Mucha de aquella "familia" estuvo presente en la entrega de medallas tras hacer el viaje en apoyo de su compañero, aunque se acuerda de los que tampoco entendieron muy bien su elección hace años. "Muchos amigos me relajaban (bromeaban) y se burlaban. Decían: '¡Míralo, con esa ropa tan apretada!'¡Ahora todo Puerto Rico me está viendo!", exclamó radiante.

Espinal insistió en dedicar su medalla "a los niños de mi barrio de Caparra Terrace" y prefirió desmarcarse se la etiqueta de ídolo. "Prefiero que me vean como un ejemplo. Quiero que en el corazón de ellos, sepan que se puede".

Espinal, ganador del oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez y quinto en los pasados Juegos Panamericanos, venció cómodamente al bielorruso Soslan Gattsiev por 2-0 en semifinales pero no pudo culminar su gesta en la pelea por el oro. En el camino al segundo cajón del podio, dejó atrás al nigeriano Andrew Adibo en octavos y al georgiano Dato Marsagishvili en cuartos.

Previo a la competencia, la mayoría de pronósticos apuntaban a que sería su compatriota en la categoría de 60 kilogramos, Franklin Gómez, quien conseguiría el primer metal para Puerto Rico en lucha libre, pero el campeón de los pasados Panamericanos perdió ante el ruso Besik Kudukhov en su primer combate y tampoco pudo asegurar el bronce en el posterior repechaje.