El rapero de los Beastie Boys Adam Yauch cantaba "yo no vendo mis canciones para anuncios de TV". Y según su testamento, esto seguirá siendo realidad incluso ahora que está muerto.

En un documento presentado en una corte de Manhattan esta semana, tres meses después de morir de cáncer a los 47 años, dice que ni su imagen, ni su nombre, ni su música o "cualquier propiedad artística" que haya creado podrán usarse para fines publicitarios.

Su abogado y el vocero de la banda rechazaron hacer declaraciones el viernes.

Yauch, conocido también como MCA, fue miembro fundador de los Beastie Boys y con su banda ayudó a que el hip hop ganara popularidad en la década de 1980. La agrupación produjo cuatro discos que llegaron al primer puesto de ventas y vendieron más de 40 millones de copias.

El testamento de Yauch le deja a su viuda y a su hija los casi 6 millones de dólares de su patrimonio.