Park Chu-young realizó una brillante jugada individual para anotar el gol que abrió el paso a Corea del Sur hacia la medalla de bronce en el fútbol de hombres en los Juegos Olímpicos, al vencer el viernes 2-0 a Japón.

Fue la primera presea olímpica de Corea del Sur en su historia. Ningún equipo asiático había conseguido una medalla en este deporte desde México 1968, cuando lo lograron los japoneses.

Park anotó a los 38 minutos, después de tomar el balón cerca de la media cancha y de conducirlo hasta los linderos del área rival, donde con una serie de gambetas se libró de por lo menos tres defensores, antes de perforar el arco nipón con un potente tiro. Koo Ja-cheol amplió la ventaja en los albores del segundo tiempo, tras un largo despeje que un compañero peinó en la media cancha, para que el atacante controlara y disparara.

Brasil y México se miden el sábado en el partido por la medalla de oro, en el Estadio de Wembley.